Logo ABS
Imprimir
Blog Consejos para vivir tranquilo

La relación entre la incontinencia urinaria y las hormonas

La incontinencia urinaria y las hormonas son dos conceptos que pueden aparecer vinculados como efecto y causa, respectivamente. Los desajustes hormonales, habituales en diversas etapas de la vida, generan unos trastornos que no siempre van a estar detrás de esta afección.

La incontinencia urinaria y las hormonas son dos conceptos que pueden aparecer vinculados como efecto y causa, respectivamente. Los desajustes hormonales, habituales en diversas etapas de la vida, generan unos trastornos que no siempre van a estar detrás de esta afección.

Sin embargo, podemos afirmar que son unos de los orígenes más frecuentes de esta patología. A continuación, analizamos cómo los problemas hormonales se asocian a la incontinencia urinaria de las mujeres y los hombres y de qué manera podemos darles soluciones. Presta atención.

Los síntomas hormonales que provocan la incontinencia urinaria 

En primer lugar, vale la pena señalar que existen algunas diferencias entre los cambios hormonales que afectan a las mujeres y los hombres y que estos van a tener una importante incidencia en cómo experimenta cada género la incontinencia.

Por parte femenina, aparte de las relevantes alteraciones que se producen durante el parto, tenemos que destacar las que se dan durante la etapa de la menopausia. En este sentido, recuerda que el organismo ralentiza la producción de estrógenos. Los estrógenos son unas hormonas que contribuyen a la saludable conservación de la membrana que recubre la uretra y la vejiga. Si la protección sobre este tejido se resiente, la incontinencia irá en aumento.

En cuanto a los hombres, el desequilibrio hormonal va a llegar cuando hayan cumplido la cincuentena y se materializa en la enfermedad que conocemos como prostatismo, la cual se da en alrededor del 80 % de quienes han rebasado ya esta edad. El tamaño de este órgano va a crecer desproporcionadamente, lo que lo hará menos efectivo para controlar los escapes de orina. Este inconveniente se debe a que se alterarán los niveles de las anteriormente citadas hormonas femeninas y las masculinas o testosterona.

¿Qué tipo de tratamiento aporta soluciones a esta enfermedad?

Cuando se han comprobado que los síntomas de la incontinencia remiten a causas hormonales, es el momento de buscar un tratamiento que corrija estos problemas.

Además de controlar la nutrición (por ejemplo, tomando menos alimentos diuréticos) o realizar ejercicios, como los de Kegel, para fortalecer el suelo pélvico, hay tratamientos diseñados para minimizar la incontinencia derivada de los trastornos hormonales.

Por lo que respecta a los estrógenos, recomendamos que las mujeres se administren estrógenos locales. Nos referimos a los vaginales. Estos reemplazos funcionan mejor para reequilibrar los niveles hormonales que los de administración oral.

Cuando son los hombres los afectados por la incontinencia, también aconsejamos el tratamiento a base de hormonas. Este va a lograr reducir, en un gran número de casos, el tamaño de su próstata hasta en un 40 %. En última instancia, existe la posibilidad de intervenir quirúrgicamente este órgano.

En definitiva, incontinencia urinaria y hormonas: una relación que puede corregirse y evitarse.

Bimedica.

Avenida de Barcelona nº 255
08750 Molins de Rei
Barcelona (Spain)

bimedica@bimedica.com
+34 93 334 05 08

www.bimedica.com