Logo ABS
Imprimir
Blog Consejos para vivir tranquilo

¿Es beneficioso el deporte para la incontinencia urinaria?

El deporte, bien practicado, es muy beneficioso para la salud y puede ser muchas veces la solución a nuestras molestias. Aunque debemos tener cuidado, hay excepciones en las que tendremos que prestar especial atención.

En el caso de las pérdidas de orina, hay ejercicios que no son nada adecuados ya que podrían agravar la situación. Te contamos cuáles son los más adecuados si se padece incontinencia urinaria.

El Suelo Pélvico o Periné es la parte que más deberemos cuidar y ejercitar. Pero, como hemos dicho, deberemos prestar atención. Hay muchos ejercicios que pueden poner en riesgo su buen estado debido a la presión a la que se ve sometido al realizarlos.

Entonces, según que ejercicios realicemos podríamos estar contribuyendo a mejorar o a empeorar, ¿Cómo ocurre esto?

Hay deportes donde ejercemos un aumento de presión intraabdominal, esta presión la amortigua la musculatura del suelo pélvico. La repetición continuada de esfuerzos puede repercutir en un debilitamiento de esta musculatura. Si tenemos un suelo pélvico debilitado, este no podrá contener la presión intrabdominal y se traducirá en las pérdidas de orina por incontinencia de esfuerzo. Cuando tosemos, reímos, saltamos o corremos también se produce un aumento de la presión intraabdominal que contiene un suelo pélvico sano.

¿Qué ejercicios provocan mayor presión sobre nuestro suelo pélvico?

El atletismo, la gimnasia deportiva, la equitación, el esquí, ejercicios en los que se salte como el running o el voleibol, el tenis… Son ejercicios que ejercitan la zona abdominal pero que a la vez ejercen presión sobre el periné debilitándolo. Los abdominales tradicionales también repercuten negativamente en la musculatura del periné y están desaconsejados, en su lugar se recomiendan los hipopresivos.

¿Y qué deportes son saludables para el suelo pélvico?

Deportes como la natación, el yoga o pilates, son perfectos para la salud de nuestro suelo pélvico. Ejercitan todos los grupos musculares, pero sin ejercer esa presión de la que hablábamos y que no sería beneficiosa.

Cuando hagamos nuestra rutina de ejercicios, debemos tener en cuenta que es muy importante tener consciencia y conocer nuestro suelo pélvico para cuidarlo y entrenarlo. Si reforzamos esta zona combatiremos la debilidad de la musculatura que muchas veces es causa de la incontinencia.

Una formar de ejercitar los esfínteres del periné es con los famosos ejercicios de Kegel, consisten en la contracción de estos con su posterior relajación. Para identificarlos es la misma contracción que se realiza al cortar la micción (solo a modo test, la práctica Stop Pipi está desaconsejada por posibles infecciones) o la misma contracción que realizaríamos para evitar que se escape un gas. No hay una receta estándar para la pauta de estos ejercicios, depende del estado de la musculatura del suelo pélvico. Se aconsejan de 8 a 12 repeticiones tres veces al día, con contracciones de 8 a 10 segundos en una musculatura sin disfunciones. Si las pérdidas de orina ya están instauradas, se aconseja empezar poco a poco con una sola serie al día e incrementar progresivamente los tiempos de contracción/relajación y las series. Si repetimos esto varias veces todos los días estaríamos realizando un trabajo muscular perfecto.

Te animamos a que realices estos ejercicios y los vayas incluyendo en tu rutina diaria. Poco a poco y con paciencia podrás ir viendo los resultados.

 

Bimedica.

Avenida de Barcelona nº 255
08750 Molins de Rei
Barcelona (Spain)

bimedica@bimedica.com
+34 93 334 05 08

www.bimedica.com