Logo ABS
Imprimir
Blog Consejos para vivir tranquilo

¿El Pilates ayuda o perjudica a la incontinencia urinaria?

Se ha hablado mucho sobre si realizar ejercicios de Pilates beneficia o perjudica el suelo pélvico y como consecuencia, a la incontinencia urinaria. Como en todas las cuestiones en las que existe debate, no hay una respuesta que sirva para todo el mundo.

En general, el Pilates ayudar a fortalecer la musculatura del suelo pélvico, pero para ello hay que tener en cuenta una serie de recomendaciones, ya que algunos ejercicios podrían producir aumento de la presión intraabdominal lo que sería negativo a la hora de prevenir la incontinencia.

Una debilidad del suelo pélvico es algo muy frecuente en algunos sectores de la población: en personas mayores pero también en mujeres que han sido madres recientemente, que se han sometido a una intervención quirúrgica o mujeres que acaban de comenzar la menopausia. También hombres que han sido operados de cáncer de próstata o personas que practican deportes de impacto como correr o crossfit.  Los músculos del suelo pélvico tienen como función mantener la vejiga, el útero y el recto en su posición correcta, lo que ayuda a disminuir las pérdidas de orina. De ahí la importancia de mantener un suelo pélvico fuerte y sano.

El Pilates es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. El Pilates, además de muchos otros beneficios, tiene como principal objetivo el fortalecimiento del “core”, es decir, espalda, abdomen y suelo pélvico, para lograr un correcto alineamiento del cuerpo, un equilibrio muscular y una adecuada técnica respiratoria.

Existen determinados ejercicios de Pilates que pueden someter a un mayor esfuerzo la musculatura del suelo pélvico por aumentar la hiperpresión intraabdominal. Por eso es importante que a la hora de realizarlos, se consulte a un monitor. Si se tienen problemas de incontinencia urinaria, es aconsejable realizar clases individuales o reducidas para que el profesor pueda realizar un seguimiento exhaustivo del ejercicio y pueda modificar y adaptar la rutina de ejercicios a las necesidades de la persona.

Sin embargo, un estudio reciente demostró que es muy poco probable que se produzca un aumento de presión intraabdominal practicando Pilates. Siempre que los ejercicios estén supervisados por un profesional y se lleven a cabo correctamente, su ejecución no tiene por qué someter a un sobresfuerzo a la musculatura.  De todas formas, si una persona está dentro de los grupos que pueden tener debilidad de suelo pélvico, lo más recomendable es consultar con un profesional sanitario y realizar, además de Pilates, ejercicios que fortalezcan la musculatura, como los ejercicios de Kegel.

 

Bimedica.

Avenida de Barcelona nº 255
08750 Molins de Rei
Barcelona (Spain)

bimedica@bimedica.com
+34 93 334 05 08

www.bimedica.com