Logo ABS
Imprimir
Blog Consejos para vivir tranquilo

Como mantener las infecciones urinarias a raya

Uno de los problemas urológicos más frecuentes en personas con incontinencia urinaria son las infecciones de orina o cistitis.

De igual manera, la cistitis puede acabar provocando también incontinencia urinaria ya que la inflamación que provoca la infección irrita el músculo que se encarga de vaciar la vejiga provocando contracciones urinarias.

Según las estadísticas, se estima que en el mundo hay 150 millones de infecciones urinarias al año, siendo en España el 10% de las consultas del médico general y el 40% de las consultas al urólogo.

Las infecciones urinarias suelen afectar más a las mujeres debido a la diferencia anatómica entre ambos sexos y suelen ser estacionales (es decir, se suelen producir con más frecuencia con el buen tiempo).

Esto es debido entre otros factores al aumento de la transpiración, el cambio de temperatura, los microrganismos y las bacterias que se encuentran en las piscinas, la humedad en los bañadores….

A continuación, te citamos algunos consejos para evitar las incómodas infecciones de orina:

1 - Tomar arándanos rojos

Los arándonos rojos son un buen aliado para luchar contra las infecciones urinarias porque arrastran a las bacterias que se quedan pegadas a la pared de la vejiga y porque por su acidez dificultan el crecimiento de estas bacterias.

Los arándanos se pueden tomar de muchas maneras y todas ellas producen el mismo efecto. Directamente como fruta, en té, en zumo o incluso en pastillas de herbolario (en este último caso se debe consultar con el médico ya que puede no ser recomendable en algunos casos, como por ejemplo en personas diabéticas).

Los arándanos rojos además tienen muchos otros beneficios como por ejemplo que al contener probióticos estimulan el crecimiento de la flora intestinal y previenen las úlceras gástricas.

En el caso que no puedan ser arándanos, cualquier fruta con vitaminas C acidificará la orina para que las bacterias no puedan desarrollarse fácilmente.

2- Regularizar el ritmo intestinal

Con el buen tiempo, es habitual salir más a comer o cenar fuera e ir de viaje.

Este cambio de alimentación y pasar más tiempo fuera de casa puede afectar al ritmo intestinal y provocar estreñimiento.

El estreñimiento hace que los gérmenes se puedan quedar mucho tiempo cerca del tracto urinario y en el caso de las mujeres, donde el tracto urinario está tan cerca del ano y del exterior, hay que tener especial cuidado de que estos gérmenes no se transmitan.

Por otra parte, es de suma importancia tener en cuenta que para limpiarse después de hacer pis se debe hacer hacia atrás y nunca al revés.

3- Llevar ropa interior seca y de algodón

Este tipo de prendas ayudan a mantener la zona genital seca al ser más transpirables. También evitar pantalones ajustados y ropa interior de tejidos sintéticos ya que estos atrapan la humedad y contribuyen al crecimiento de bacterias.

De esta manera, en época de piscinas, es recomendable cambiarse de bañador, ya que, los hongos y las bacterias proliferan cuando se dan tres condiciones: humedad, calor y falta de oxígeno. El bañador mojado contra la piel, potencia estas tres circunstancias y por tanto favorece la reproducción de microrganismos.

4- Ir al baño cada 2 o 3 horas

Para evitar padecer infección urinaria, es recomendable vaciar la vejiga cada 2 o 3 horas y de manera completa, ya que las bacterias pueden crecer cuando la orina permanece en la vejiga mucho tiempo.

También es recomendable intentar hacer pis después de salir de la piscina o río. Al expulsar la orina expulsamos también las bacterias que se encuentran en el aparato urinario y en la piscinas y en los ríos hay muchas de estas bacterias.

Si ya se tiene una infección urinaria no hay que bañarse en la piscina en ningún caso. Ya que ésta se puede transmitir por el agua y puede provocar que otras personas se contagien.

5- Mantener una buena higiene

En época de calor es recomendable ducharse a diario y si es posible limpiar en el bidé la zona genital para mantener una correcta higiene durante todo el día.

La limpieza debe de realizarse con agua y jabón neutro de delante hacia atrás, para evitar la contaminación. Es importante secar del todo la zona en la misma dirección y asegurar que queda 100% seco. Es importante recordar que el 80% de las bacterias que provocan infecciones urinarias provienen de las heces.

 

Bimedica.

Avenida de Barcelona nº 255
08750 Molins de Rei
Barcelona (Spain)

bimedica@bimedica.com
+34 93 334 05 08

www.bimedica.com