Logo ABS
Imprimir
Blog Consejos para vivir tranquilo

Así funciona el aparato urinario

El sistema urinario es un conjunto de órganos encargados de producir, almacenar y expulsar la orina. Consta de dos riñones, dos uréteres, la vejiga, dos músculos esfínteres y la uretra. ¿Cómo funciona?

Diferencia entre urea y orina

El cuerpo, una vez ha absorbido las sustancias nutritivas de los alimentos, deja productos de desecho en el intestino y en la sangre.  El aparato urinario es el encargado de eliminar los desechos líquidos, conocidos como urea. Esta sustancia se produce cuando los alimentos que contienen proteínas como la carne, el pollo y ciertos vegetales, se degradan en el cuerpo. La urea se transporta a los riñones a través del torrente sanguíneo, donde se elimina junto con el agua y otros desechos en forma de orina.

Desde los riñones, la orina viaja a la vejiga por los uréteres. Los músculos en las paredes del uréter se aprietan y relajan constantemente para forzar la orina hacia abajo y fuera de los riñones. Alrededor de cada 10 a 15 segundos, pequeñas cantidades de orina se vacían en la vejiga desde los uréteres. Si se permite que la orina quede estancada o acumulada, se puede desarrollar una infección renal.

La vejiga, el órgano esencial en el proceso de micción

La vejiga es un órgano muscular hueco que se encuentra sobre la pelvis y se sostiene por ligamentos conectados a otros órganos y a los huesos pélvicos. La vejiga tiene una capacidad limitada para almacenar la orina que continuamente producen los riñones. Unos músculos llamados esfínteres ayudan a evitar el goteo de la orina. Los músculos del esfínter se cierran con fuerza alrededor de la abertura de la vejiga en la uretra, el tubo que permite la expulsión de orina fuera del cuerpo.

El reflejo de la micción

Los nervios que se encuentran en la vejiga son los encargados de avisarnos de cuando es necesario vaciarla. La vejiga se llena hasta que alcanza su límite, entonces, los nervios mencionados envían una señal nerviosa al cerebro para indicar que la vejiga se encuentra llena e intensifica el impulso de vaciarla.  Al orinar, el cerebro envía señales a los músculos de la vejiga para que se aprieten y expulsen la orina de la vejiga. Al mismo tiempo, el cerebro envía señales para que los músculos del esfínter se relajen. Al relajarse estos músculos, la orina sale de la vejiga por la uretra.

Cuando todas estas señales se suceden en el orden adecuado, se produce una micción normal.

 

Bimedica.

Avenida de Barcelona nº 255
08750 Molins de Rei
Barcelona (Spain)

bimedica@bimedica.com
+34 93 334 05 08

www.bimedica.com