¿Qué es la incontinencia urinaria por causa neurológica?

Compartir en LinkedIn Compartir en Twitter Compartir en Facebook
¿Qué es la incontinencia urinaria por causa neurológica?

Son muchas las causas que pueden causar la incontinencia urinaria, entre ellas, las causas neurológicas. Te hablamos a continuación de las más comunes y de cómo tratarlas.


La denominada vejiga neurógena o incontinencia urinaria es producida por una razón neurológica. Consiste básicamente en la ausencia del control nervioso que se debe tener sobre el sistema urinario, lo que produce la pérdida de control de la vejiga e incontinencia. 

Esto quiere decir que si existe un daño o enfermedad en los centros nerviosos que se encargan de controlar el sistema urinario y la micción, la fase de llenado y vaciado de la vejiga quedará trastornada. La vejiga neurogénica pierde su elasticidad, hay problemas en la contracción y/o relajación vesical, de esfínteres y de suelo pélvico. 

Dependiendo de la afectación puede provocar desde la involuntaria pérdida de orina en cualquier momento (incontinencia imperiosa), cuando se ejerce presión sobre la vejiga (de esfuerzo) hasta un goteo constante por un vaciado no completo en la última orina (por rebosamiento).

Daños neurológicos que pueden causar incontinencia

Son muchas las enfermedades que pueden causar este tipo de incontinencia, el origen puede ser:

  • De nacimiento como la espina bífida.
  • Adquiridas normalmente por accidente con traumatismo o por cirugía de pelvis.
  • Enfermedad como la diabetes mellitus, la esclerosis múltiple, Parkinson, demencia senil, el accidente vascular cerebral o el cáncer de próstata

Cuando está presente alguna de estas enfermedades es importante su evaluación y proteger los riñones para evitar infecciones. 

Una vez evaluado y determinados los daños establecidos en el sistema nervioso, el médico ayudará a buscar la solución para vaciar la orina de la vejiga. 

Si se produce este problema por afectación neurológica, todo depende del grado de daño en relación con el aparato urinario. Es decir, que según la gravedad de la enfermedad que se tenga, así afectará a la vejiga. 

Por tanto, una incontinencia por causa neurológica puede ser más o menos grave. La clave está siempre en el origen.

Tratamiento de la incontinencia neurógena

Pocas veces este tipo de incontinencia tiene una solución definitiva. El 80% de los casos de incontinencia neurógena será de manera permanente. 

El tratamiento de este tipo de incontinencia puede ir des de la utilización de catéteres o sondas, aumento de la ingesta de líquidos, fármacos o hasta la cirugía. También se puede necesitar una combinación de tratamientos.